Podología deportiva

Durante los últimos años, se ha incrementado la actividad deportiva como forma de bienestar físico, psiquico y social. El pie es gran protagonista en el deporte, pero a veces también el gran olvidado...

Hoy en día, una de las principales preocupaciones del paciente deportista es el riesgo de lesión. Para ello, en el campo de trabajo de la podología deportiva tenemos un único objetivo: PREVENIR LESIONES con el fin de mejorar el rendimiento deportivo y por tanto la CALIDAD DE VIDA que proporciona el deporte.

Cada deporte implicará un gesto repetitivo que será susceptible de ocasionar  lesiones.  No es lo mismo un corredor de montaña que un corredor de asfalto, un jugador de baloncesto o un ciclista. Por tanto, cada actividad requerirá una consideración de estudio y cada tratamiento aplicado irá también en función del deporte que realice el paciente.

Así mismo, resulta también imprescindible conocer las características del CALZADO DEPORTIVO empleado para cada actividad, que puede ser en ocasiones el origen del problema.

Nuestra Clínica, perteneciente a la Asociación Española de Podología Deportiva, intenta concienciar al deportista sobre la importancia de los cuidados del pie, poniendo a su disposición los siguientes servicios:

  • Evaluar la morfología y funcionalidad del pie del deportista.
  • Examinar desde el punto de vista biomecánico el pie, como parte integrante de la cadena cinemática.
  • Prevenir la aparición de lesiones, derivadas de las alteraciones estructurales del pie.
  • Planificar los cuidados podológicos, en los niveles precompetitivo, competitivo y postcompetitivo.
  • Tratar, desde el punto de vista ortésico, las deficiencias o alteraciones propias del pie.
  • Evaluar el calzado deportivo así como la optimización del mismo.
  • Tratar las lesiones y patologías propias del pie.
 

Lesiones más frecuentes del deportista

  • Fascitis plantar
  • Tendinitis Aquílea
  • Síndrome de Cintilla Iliotibial
  • Síndrome Piramidal
  • Metatarsalgias
  • Lesiones de rodilla
  • Lumbalgias
  • Lesiones en piel y uñas:  hematomas y ampollas, uña encarnada, etc...